Reseña: Un Tambor Diferente - William Melvin Kelley

Un Tambor Diferente


Autor: William Melvin Kelley

Editorial: Ediciones Siruela

Año: 2020

Sinopsis:

Verano de 1957. En un pequeño pueblo del sur de los Estados Unidos, Tucker Caliban, orgulloso descendiente de esclavos africanos, siembra de sal sus campos, sacrifica su ganado, y, tras prender fuego a su casa, se echa a la carretera junto a su familia y abandona el estado. Todo en silencio, todo sin razón aparente. Su éxodo, que nos será narrado por los asombrados testigos de los hechos —en su mayoría de raza blanca—, se contagiará al resto de la población negra de la región, desatando el desconcierto con su inaudito desafío al orden establecido.

Opinión:

Esta historia llegó a mis manos por sorpresa, sin saber demasiado de ella, por lo tanto no tenía ningún tipo de expectativa con Un tambor diferente de William Melvin Kelley. 
Espero que este libro, el cual es considerado un clásico del siglo XX se quede con nosotros mucho tiempo y no sea de nuevo olvidado.


La novela nos sitúa en una población del sur de Estados Unidos en los años 60's, ahí nos encontraremos con el señor Stewar, un hombre que va en silla de ruedas porque ya no le queda nada por lo que estar de pie. Este siempre queda con sus oyentes a la misma hora en su porche para contar la historia de el Africano, historia que no sabemos hasta cierto punto si es real.


El Africano fue un esclavo que llegó con tantos otros a Nueva Marsella, la diferencia él era el más violento de todos ellos. Dewiit Wilson se queda impresionado por el  físico del hombre y decide comprarlo, pero este escapa con el pequeño que lleva bajo el brazo.
El Africano se dedica a liberar esclavos de las plantaciones, hasta que es traicionado y el pequeño cae en manos de la familia Willson, dando lugar a los Calbin. El destino de estas dos familias seguirá unido 150 años después.


Parece que la población negra de Willson City, así como la del resto del poblaciones del sur deciden irse al norte en busca de un futuro mejor.

Tucker Calbin, trabajador de los Willson sorprende a todos quemando la granja y echando sal a las tierras donde sus antepasados empezaron a trabajar. Este hecho liberará a más de una persona, y es que puede que alguno de los Willson no haya sido siempre de la forma que son.


En un momento en el libro se cita la declaración del gobernador del estado, que dice: "No hay motivo alguno para la preocupación. No nos hicieron falta nunca, no los quisimos nunca aquí, y nos apañaremos sin ellos. Aunque nos hemos quedado sin un tercio de la población, saldremos adelante. Quedan todavía montones de hombres buenos". Todo y que los habitantes de Willson City tratan de predicar con el mismo discurso, la realidad es muy diferente, y algunos no aceptarán ni entenderán por qué se marchan, aunque no toda la gente es así, y tratan de ser personas respetables.


Es un libro del que he disfrutado, que lo he leído de forma pausada, y que al igual que Tucker me he quedado con cierta sensación de paz y satisfacción. Esta novela nos muestra con su colección de personajes, como pueden cambiar nuestros ideales y como nuestro entorno puede manipularlos para bien o para mal. 
Nos muestra como comienza a asomar el cambio, con personajes negros que se encuentran estudiando en la universidad.


La reflexión más interesante que saco, es como los lugareños mantienen ese tira y afloja, ese ni contigo ni sin ti, ambos ejercidos siempre con violencia, pues no hay que olvidar que esa gente fue arrancada de sus vidas para ser explotada y asesinada en otro continente.


Espero que el sonido de Un tambor diferente os llame y os deje disfrutar de personajes entrañables, de esos que se quedarán con vosotros durante un buen tiempo.


¡Saludos y nos leemos!


Valoración: 5/5

★★★★★


Frases:

"La guerra no le había dado nada; al revés, le había privado de todo, así que decidió que no merecía la pena mirar de pie a la vida, la cual, al final, siempre acaba turbándote, y se puso a mirar el mundo desde el porche, sentado en una silla de ruedas, rodeado de una cohorte de hombres, allí congregados para atender a las explicaciones que daba el mundo y caótico diseño."


" No hay historia buena sin su poco de mentira."


"-Mira, yo creo que, al principio, no hay palabra mala. Solo son palabras, y la gente les da un significado."


"Por esta vez, el que tiene agallas es el que se va, muchacho."


" Uno no se hace amigo de la gente por hacer el bien; te haces amigo de la gente porque te cae bien y no lo puedes evitar."


Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña: El Peligro De La Historia Única - Chimamanda Ngozi Adichie

Carbón (Coal) - Audre Lorde

Lecturas Black History Month + Leo Autoras Octubre