Reseña: El Año De Las Brujas - Alexis Henderson





Autora:
 Alexis Henderson


Editorial: Minotauro

Año: 2021

Sinopsis:

En las tierras de Bethel, donde la palabra del Profeta es ley, la misma existencia de Immanuelle Moore es una blasfemia. La unión de su madre con un extranjero de piel oscura provocó la desgracia de su antaño orgullosa familia. Para reparar su ofensa Immanuelle hace todo lo posible para honrar al Padre, seguir las Sagradas Escrituras y llevar una vida de sumisión, devoción y obediencia absoluta, como el resto de mujeres del asentamiento.

Pero la casualidad llevará a Immanuelle a entrar en el bosque prohibido que rodea Bethel, donde el primer profeta dio caza y mató a cuatro poderosas brujas. Sus espíritus aún acechan allí y le concederán un extraordinario obsequio: el diario de su madre muerta, quien para sorpresa de Immanuelle buscó refugio en el bosque al final de su vida.

Fascinada por los secretos del diario, Immanuelle lucha por comprender cómo pudo acabar su madre teniendo tratos con las brujas. Pero cuando empiece a descubrir la escalofriante verdad sobre la Iglesia y su pasado, se dará cuenta de que la verdadera amenaza para Bethel es su propia oscuridad. Y de que si Bethel debe cambiar, tendrá que empezar por ella.


Opinión:


Bethel es un pueblo que vive a la sombra del bosque oscuro, lugar donde habitan bestias y las antiguas brujas que condenaron al lugar tiempo atrás.

La vida cuotidiana gira en torno a los profetas y las escrituras. Todo ciudadano (sobre todo ciudadana) debe vivir acorde a las leyes y las escrituras. La estructura social de Bethel recae sobre las mujeres. Su máxima aspiración en la vida es encontrar un marido al que complacer. Eso, y no ser acusadas de brujería por pactar con la reina de la oscuridad, Lilith. En realidad, cualquier cosa puede condenarlas a ser una seguidora de esta.

Sin embargo, los profetas están muy lejos de ser los hombres humildes y justos que aparentan ser.

Immanuelle crece en este entorno plenamente hostil hacia ella, ya que es hija de una mujer que se adentró en el bosque y pactó con las brujas, y además su padre era un negro de las afueras del pueblo, donde reside lo salvaje y lo pagano. Eso la convierte en la única habitante de tez oscura de Bethel.

Nuestra protagonista siente una atracción hacia el bosque desde que tiene uso de razón. Alguien o algo del interior parece llamarla…Hasta que una noche de tormenta y por una extraña casualidad se adentra en el bosque al que huyó su madre mientras la estaba gestando.

Desde esa misma noche el pueblo será asolado por tres plagas.

Poco a poco la historia de Bethel y de Immanuelle, las cuales están inevitablemente entrelazadas en un trágico destino, serán poco a poco reveladas. 

Todo el mundo cree que el bosque está maldito, por ello tratan de contener el poder que emana de él. Pero ¿Y sí la maldición no se encuentra en el bosque? ¿Y si está más vinculado con Immanuelle de lo que ella misma cree?

Quizás la única forma de detener el peligro que se cierne es adentrándose en el bosque e ir más allá de las tierras de Bethel, donde reina lo pagano y por supuesto, descubrir los orígenes que le han querido ocultar durante años.


Después de finalizar el libro de Gótico de Silvia Moreno-Garcia, estaba buscando algo que me aterrara de verdad, y fue cuando por casualidad (no sé si Lilith estaría de acuerdo con esto) me encontré con El año de las Brujas. Entró en la lista de libros a leer de forma urgente tras descubrir que la autora es afrodescendiente, pero obviamente ese no fue el único motivo. La autora nos brinda una historia de brujería, feminismo y racismo, en este caso por el racismo que han vertido y vierten las religiones.

La autora nos presenta una historia opresiva en todos los sentidos. No se anda por las ramas a la hora de tocar temas como el abuso, el abuso sexual y la opresión de las mujeres. Es una autora con una capacidad narrativa y de descripción que hace que resulte muy fácil imaginar aquello que nos presenta.
Escenarios fríos, oscuros y llenos de sangre. El libro capta por completo la esencia de Salem, un lugar corrompido hasta sus cimientos. 
Debo de decir que la historia de las brujas, así como la apariencia y presencia de estas me han fascinado, y ojalá se hubiesen decidido por una edición ilustrada…Tenía que decirlo.


Las mujeres, todas ellas, son las protagonistas de esta historia no tan lejana donde las mujeres ardían en la hoguera por actos que eran considerados pecados. Por ejemplo, que un hombre se sintiera atraídas por ellas y este le acusara de lanzar un influjo sobre él, o simplemente estar dotadas de un conocimiento e inteligencia mayor que los hombres del pueblo…La fragilidad masculina.

Pero como he dicho, este libro también nos habla de racismo. Vamos a hacer un muy breve resumen para ponernos en situación.

Durante el siglo XVI se buscó justificar de forma religiosa y teológica la superioridad blanca, es cuando se sacaron de la manga: La maldición de Noé (insertar relámpagos). En realidad, el libro mágico no decía nada del origen de las razas, pero como es libre de interpretación, decidieron que las razas se crearon a través de los hijos de Noé (igualitos que la familia de United Colors of Benetton). Cam o Cham, fue el hijo que avergonzó a Noé, después de que este se quedase dormido desnudo tras achisparse un poco (ahora lo subirías a Tik Tok), Noé lo maldijo y de ahí saldrían los pueblos negros. Este echo es sumamente utilizado para descalificar a los negros, así como justificar todas las barbaries europeas. Por ello el color negro es atribuido al luto y al pecado.

¿Y que tiene que ver esto con el libro?

Fuera de las murallas de Bethel vive una comunidad que vive la religión de una forma diferente, que se relaciona con su entorno de una forma diferente, y que no cree de la misma forma que lo hacen los habitantes del pueblo anteriormente nombrado. Son unos parias que tienen prohibido entrar en Bethel, y una vez te relacionas con ellos tu tampoco puedes regresar. 
Aquello que los estigmatiza, está a simple vista…Si queréis saber más tendréis que pasar una larga estancia en Bethel.

Los personajes están bien creados, evolucionan, aportan a la trama y son bien llevados por la escritora a lo largo de la historia. Immanuelle es una protagonista que me ha gustado mucho, que tiene una evolución, que se equivoca y está lejos de ser perfecta. Toma decisiones muy cuestionables y es por eso, por lo que me ha gustado.

Algo que me sorprende mucho, es que últimamente la gente se queja de que algunas historias transcurren de forma lenta. Y siempre hay que tener en cuenta si es un beneficio para la historia o no.

Creo que nos estamos acostumbrando a un tipo de lectura de consumo rápido, de esas que te lees en una tarde, y que normalmente sueles utilizar para presumir que te has leído un número determinado de libros este año.


En este caso, el hecho de que la autora se tome su tiempo explicándonos la historia de Immanuelle, de sus progenitores y del pueblo que los condenó, beneficia por completo a la novela.

Valoración:

★★★★ 1/2

Frases:


"Los profetas no eran más que hombres, y los hombres eran criaturas falibles , propensas a las pasiones de la carne e inclinadas a la violencia cada vez que su ira se desbordaba."

"Las buenas personas no agachan la cabeza, ni se muerden la lengua cuando otras personas buenas sufren. Las buenas personas no se hacen cómplices del mal."



 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña: El Peligro De La Historia Única - Chimamanda Ngozi Adichie

Carbón (Coal) - Audre Lorde

Lecturas Black History Month + Leo Autoras Octubre